Desde que J.-A. Bombardier fundó la compañía en 1942, nuestro nombre ha sido sinónimo de calidad y creatividad.

Su espíritu pionero es un legado que nos ha impulsado a seguir creciendo y a explorar nuevas fronteras. Hoy, en América, Europa y la región de Asía-Pacífico, casi 7,500 personas mantienen vivo el espíritu de Bombardier en todos los productos y vehículos recreativos que produce la compañía.

En Bombardier Recreational Products, la innovación y la pasión son la base de nuestro compromiso, nuestros productos y nuestras marcas. Ya sea en las motos acuáticas y embarcaciones Sea-Doo®, en las motonieves Ski-Doo® y Lynx®, en los karts y motores Rotax®, en los roadsters, ATV o SSV Can-Am o en los motores fuera de borda Evinrude® y Johnson®, estos valores cobran vida a través de la tecnología y el diseño,
inspirados por un objetivo único común: ofrecer una experiencia superior con vehículos diseñados para el ocio.